Archivo de la etiqueta: grabados

Grabados

El grabado originariamente fue una técnica que se usó para ilustrar textos, antes que aparecieran otros medios de reproducción más modernos. Cuando esto sucedió, su sentido inicial se reemplazó por el de la expresión artística. Fue una manera, en algunos casos, de reproducir obra para hacerla más accesible en términos económicos. Pero también en muchos otros, el grabado es la obra en sí misma, no existe otro original que la matriz, no se trata de la copia de un original, sino que esa matriz -sea una madera, una chapa o una piedra- es el único ejemplar de la creación, que siempre es destruido o cancelado después de haberse impreso las copias deseadas.

Hay otras, pero las principales disciplinas del grabado son cuatro: serigrafía, xilografía, aguafuerte y litografía.

La serigrafía es de origen chino del siglo I aC.  En  un principio se usaban schablones (o stencils, como también se puede decir) de seda, que eran impermeabilizados de manera tal que a través de los sectores no sellados, pudiera fluir la pintura e imprimir así la imagen que estaba positivo/negativo en la tela. No ha variado el principio, aunque sí se usan materiales más eficientes. Los schablones son ahora de una tela sintética de polyester, con mallas variables que permiten el uso de distintas viscosidades de pintura o tinta. Mediante el uso de varios schablons, se logra la impresión de una imagen a varios colores. Este método se usa también con fines industriales, principalmente en el estampado de textiles.

Alfredo Benavídez Bedoya, xilografía 100 x 70 cm

Alfredo Benavídez Bedoya, xilografía 100 x 70 cm

La xilografía es también de origen chino, pero aún más antigua, del siglo V aC. Se trata de grabados hechos con herramientas punzantes sobre un listón de madera. Las áreas bajo relieve no se imprimen, la imagen es la superficie plana, no tallada. Se usa solamente un color de tinta -generalmente el negro- y produce un tipo de imagen muy contundente, muy expresiva. Actualmente muchos -la mayoría- de los xilógrafos, han reemplazado la madera por el linóleo, que es más blando y más fácil de tallar o calar.

El aguafuerte, que también deriva en la punta seca y el aguatinta, data de mediados del siglo XV y fue una técnica de grabado desarrollada por italianos y rápidamente adoptada también por el resto de la Europa culta. El aguafuerte se graba sobre chapas de distintos metales -principalmente una aleación de cobre- con diversas herramientas, principalmente el buril y la roulette. El entintado de la chapa se hace a la poupée, es decir con un trapito y a mano, cada vez que se va a copiar la chapa. Mediante ese método se logran imágenes de gran riqueza cromática.

Aguafuerte de Marta Pérez Temperley, 70 x 100 cm

La litografía fue inventada recién a fines del siglo XVIII, por Alois Senefelder, en Alemania. Es una técnica de grabado con lápiz graso que impregna la imagen sobre una piedra caliza pulida. Luego se moja la piedra y se aplica la tinta de impresión , obteniendo por el principio de separación de aceite y agua, el registro del entintado sobre el lápiz graso, con lo cual luego se pasa por la prensa, transfiriéndose así la imagen y quedando la piedra grabada con el lápiz graso, lista para entintar nuevamente y hacer una nueva litografía. Cuando se finaliza la tirada, la piedra se pule para borrar esa imagen y usar la misma piedra en otra obra, con lo que los únicos originales son los grabado es papel. Se necesita tantas piedras como colores se quiera grabar.

Lucrecia Orloff, litografía sobre papel, 35 x 60 cm

Lucrecia Orloff, litografía sobre papel, 35 x 60 cm

La numeración de los grabados se sitúa normalmente al pie izquierdo y son dos números separados por una barra. El número ubicado en la parte superior de la barra es el que identifica a ésa copia, mientras que el de abajo indica la cantidad total de grabados impresos, es decir, el total de la tirada. Cuanto menor es la tirada, mayor valor tiene el grabado, aunque obviamente siempre tiene un valor más accesible que una pintura o acuarela del mismo artista. Hay otras siglas también, en vez de números, como P/E , P/C  o P/A , que indican, respectivamente, prueba de estado, de color y de artista.

En mi colección hay grabados de Alfredo Benavídez Bedoya, Alicia Scavino, Osvaldo Jalil, Pablo Obelar, Marta Pérez Temperley, Félix Rodríguez, Rogelio Polesello, Luis F Benedit, Margarita Ezcurra, Josefina Robirosa, Pablo Páez y otros. Las imágenes de algunos de ellos ilustran esta nota.

Felix Rodriguez xilografía de 25 x 25 cm

Felix Rodriguez xilografía de 25 x 25 cm

 

1 comentario

Archivado bajo argentina, arte, Arte Latinoamericano, Artistas, Uncategorized

Bissolino y la “giclée”: el nuevo grabado digital

¿Qué es una Giclée? La tecnología digital ha desarrollado una nueva disciplina del grabado, llamada giclée, término que viene del francés y significa vaporizar, relacionado aquí obviamente con la aplicación de tintas mediante el método ink jet. Este tipo de grabados se edita en papeles grado museo,  que garantizan su conservación a través de los años y con tintas especiales que son inmutables al paso del tiempo.

Todo el proceso de edición es controlado y dirigido por el propio artista, quien numera las piezas y las firma de puño y letra. La numeración está impuesta de la misma manera que en los grabados tradicionales, como las litografías, aguafuertes, xilografías o serigrafías, es decir con dos números separados por una barra. El primero de ellos, a la izquierda de la barra, indica el número de orden de la copia en cuestión y el segundo, a la derecha, informa el total de copias de la edición o ¨tirada¨ de esa obra en particular.

El sentido histórico del grabado, en todas sus disciplinas, fue posibilitar el acceso a obras originales a un costo más reducido. Hasta ahora las cuatro principales disciplinas del grabado eran: litografía (original sobre piedra), aguafuerte (metal), xilografía (madera) y serigrafía (schablons). Ahora a ellos se les suma la giclée, cuyo original es un soporte digital.

Esta es la primera edición de Wussmann, en este caso con una tirada de 9 copias de las seis obras de Carlos Bissolino que detallamos a continuación:


pintura-Bissso-blog


Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized