Astica en su mundo

Fanatismo por Mondrian y Pollock al mismo tiempo

No sé porque pinto, no tengo una explicación muy racional, es algo inevitable, un impulso, una necesidad. Al principio me gustaba ver pintura, y mi primer contacto fue con una colección que se llamaba “Arterama” y una muestra que hubo en Chile que era de Cézanne a Miró. Primero fueron intentos, viendo qué era eso, y se ve que me quedé tildado porque todavía sigo intentando…

P1010002

Me acuerdo que de muy chico me gustaba mucho Malevich, después me atrajo mucho Cézanne, después me gustaban mucho las imágenes cabalísticas, de alquimia, un poco surrealistas…me gustaba mucho de todo, no tenía un parámetro determinado. Era ir viendo cosas y un poco todo eso fue configurando mi pintura.

En estos últimos trabajos, que son del año pasado y están en la muestra, traté de concentrar y extremar algunas cosas que venía haciendo de manera más dispersa. Fue extremar los problemas que venía desarrollando, y eso da como resultado que tengan más materia, más despliegue motriz. Lo que noto con los años es que en vez de tratar de ir por más, voy por menos, o sea tratar de sacarme de encima cosas que me complican el específico acto de pintar.

P1010008

La imagen que termina por constituirse en una pintura siempre es inesperada, es imposible de prever hasta en el más figurativo de los casos. Lo que se puede hacer es trabajar en el proceso mismo de la elaboración, eso es lo que me interesa, trabajar en esos problemas que llevan a una imagen.

Uno de los problemas que estuvieron en la mayoría de los trabajos que hice para esta muestra es la idea de que exista una cierta luminosidad que provenga de atrás de la pintura, como que la salida del espacio no está adelante sino atrás, en el fondo. Un poco como en “Las meninas” de Velazquez, que tiene esas puertitas detrás que te chupan hacia adentro del cuadro, donde la salida está en el fondo del cuadro, no adelante. Fui buscando ese efecto.

P1010021

Siempre me ha perseguido un cierto fanatismo por Mondrian y Pollock al mismo tiempo, y siempre creí que hay una brecha entre esos dos extremos, y he intentado generar algo que incluya a esos dos opuestos.

Hay un elemento en la pintura que me interesa mucho que es la contemplación, poder generar un ámbito de contemplación. Una obra es como una invitación donde el espectador debe hacer un esfuerzo por ver algo, más allá de que luego haya múltiples interpretaciones sobre la pintura. Yo intento generar un campo de contemplación, un mensaje no muy explicito.

P1010010

En esta muestra hay una gran preponderancia del negro, el cual cumple una función que es que se pueda percibir la luminosidad que se ve detrás de ese negro y por delante también.Tampoco me gusta dar muchas explicaciones porque se pierde la frescura de lo que se ve…

“Pinturas”, Juan Astica. Inaugura este miércoles 10 de junio en Wussmann. Venezuela 570.

Entrevista de Rodrigo Podestá. Fotos de María Menegazzo.

Galería WUSSMANN: Venezuela 570, Buenos Aires

arte@wussmann.com

teléfono 4343 4707

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Artistas, inauguraciones, Muestras, pintura

Una respuesta a “Astica en su mundo

  1. Merita

    Disfruto con toda la riqueza interior que me ´transmitio su obra .Le hacía falta luz a mi alma y estoy feliz por haberla recibido desde usted. “La salida del espacio no está adelante,sino atrás, en el fondo.” Sólo Juan puede expresar algo tan verdadero. Lo admiro y quiero Mérita

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s